info@cienfuegosverde.org
Expand search form

Cienfuegos Verde

Bosque y Comunidad

Dagame, árbol amado por las abejas

Por: Ángel Enrique Melians

“Alazano” para los panameños; “sálalo” para los costarricenses; “camarón” en México; mientras que para los nicaragüenses es “madroño”. Nosotros en Cuba lo conocemos como dagame, que es una voz caribe. Su nombre científico es Calycophyllum candidissimum y pertenece a la familia de las Rubiaceae, como el cafeto y la jagua.

A este hermoso árbol de la flora autóctona cubana es común encontrarlo en toda la isla, aunque su población ha disminuido. Propio de los terrenos pedregosos, también crece en la costa del Pacífico desde México hasta Colombia, Ecuador y Venezuela.

Para identificarlo se ha de saber que es un árbol de porte mediano (hasta 20 metros de altura). Se le distingue fácilmente por su tronco recto de aproximadamente 60 cm de diametro, liso, de color rojo pálido y ramas elevadas. Su madera, de color gris amarillento, es compacta, dura, elástica y resistente. El follaje es mediano y las hojas, menudas y ovaladas, terminan en puntas. En América Central florece de octubre a enero, mientras que en Cuba lo hace de noviembre a febrero. Sus flores crecen en ramilletes y son pequeñas y blancas, como sombrillas truncadas. Cuando está en flor es fácil reconocerlo, pues gran parte de su belleza radica en el contraste entre el blanco de las flores y el verde del follaje.

El árbol tiene diferentes usos. La madera, por ejemplo, se utiliza en la carpintería rural para la confección de ejes de carretas, timones de arado y cabos de herramientas agrícolas. Es un árbol melífero, lo cual significa que sus flores atraen con su peculiar fragancia a las abejas, que extraen su néctar. La miel producida es de buena densidad y con exquisito sabor. Se utiliza por sus propiedades medicinales para aliviar el dolor de garganta y la afonía; además de bajar la fiebre, como antidiarreico y en beneficio del sistema renal.

Curiosidades:

  • Es el dagame, un árbol que marcó el punto de referencia de la caída en combate del Apóstol de Cuba. “Y, por último, sobre el suelo ensangrentado, a la vista del dagame —que da la flor más amada de las abejas—, a la vista de un anoncillo y un fustete, cae, vestido inusualmente, roto el corazón, rotos los labios de los cuales habían surgido versos y palabras que conmovieron a los corazones más endurecidos”.[1]
  • Es el árbol Nacional de Nicaragua. Desde 1971 se dispuso que fuera plantado en áreas públicas y en cada centro de Enseñanza durante la celebración del día del árbol.
  • Sus ramas en determinada época (noviembre a febrero), cortadas en tamaños adecuados, se usan en la tierra del poeta Rubén Darío para adornar altares de la Purísima, cuyas fiestas religiosas se celebran el 7 de diciembre de cada año.
  • Se conocen en Cuba varios pueblos o localidades con el nombre “dagame” o derivados de este. Así aparece como topónimo en Palmira, municipio de Cienfuegos; en Artemisa; en Holguín; y se reconoce El Dagamal como un barrio de Manzanillo, en la provincia Granma. Además, en la zona de Niquero, en el oriente de Cuba, aplican el nombre de Dagamito a la Jussiaea erecta, planta herbácea propia de pantanos y orillas de ríos, de la familia de las enoteráceas, más conocida como clavellina.

Referencias:

[1]Palabras de Eusebio Leal en el acto donde se develó la estatua ecuestre de José Martí en el aniversario 165 de su natalicio.

Nota: Este trabajo es una producción original de Cienfuegos Verde.

Información sobre los comentarios:

- Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
- No se admiten ofensas, frases vulgares, palabras obscenas, ni comentarios sobre religión y política, incluido política agraria y forestal.
- Nos reservamos el derecho de no publicar los mensajes que se aparten del tema a colación.

4 comentarios

  1. Excelente reseña Ángel, gracias por contribuir a nuestro enriquecimiento cultural integrando la historia y nuestras plantas nativas, es bueno dar visibilidad a esas interrelaciones. De la misma forma considero de vitalidad conocer cada uno de los datos sobre nuestros robles nativos a los que haces referencia . Felicitaciones

  2. Gracias Ángel. Por el entusiasmo, por atreverte, por las enseñanzas, y por último, por reconocer el hecho de que casi todos los caminos se cursan iluminados, en ésta, nuestra tierra por el más grande de todos, Nuestro Martí.

  3. Este es uno de los àrboles màs bellos de nuestro paìs, y resulta contraprudecente, que no estè al alcance en nuestro entorno urbano y periurbano y màs aun, en nuestros montes, pues es utilìsimo tambièn.
    Ya lo iremos insertando en nuestros proyectos futuros.
    Felicitaciones a Ángel por su colaboraciòn con Cienfuegos Verde.
    Enhorabuena.

  4. Una aclaraciòn sobre la nomenclatura vernàcula. El àrbol Meliccocus bijugatus, se conoce por varios nombres comunes; en el texto se hace referencia a la exposiciòn del Dr. Leal al mencionar que nuestro hèroe nacional cayò en la cercanìa de un ejemplar de esta especie.
    En Cienfuegos, esta especie se conoce popularmente como Mamoncillo, por tanto este es el nombre equivalente al Anoncillo citado en el texto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe en tu buzón las nuevas publicaciones.

×