info@cienfuegosverde.org
Expand search form

Cienfuegos Verde

Bosque y Comunidad

Fe, trabajo y unión en pos de otra jagua

Por: Miliada Hernández

Jagua es probablemente el topónimo que aúna con más fuerza la historia, los símbolos y la esencia misma de Cienfuegos. Fue el nombre otorgado a estas tierras por sus primeros habitantes, y a raíz de la bella leyenda que involucró al árbol, devino también imagen medular en el escudo de la ciudad, el de hoy, que también fue el de la otrora colonia Fernandina de Jagua. El grupo de entusiastas de Cienfuegos Verde, susceptibles y respetuosos a la historia local y al vínculo inequívoco entre esta, sus bosques y su gente, ha venido desarrollando el proyecto Una jagua para Jagua que compendia y combina la cultura forestal con nuestras raíces.

Siguiendo la tradición que iniciara el respetado historiador cienfueguero Florentino Morales, quien en la última década del pasado siglo, plantara una jagua en los predios del Parque Martí, el grupo ha donado y ayudado a plantar dos árboles de este tipo en la provincia. El primero en los terrenos del campismo Jagua, el pasado mes de agosto, y el segundo recientemente, en las áreas verdes de la sede universitaria Conrado Benítez.

A través del nexo que Mario Enrique Alomá Alonso logró establecer entre los directivos, estudiantes y profesores de la institución universitaria por una parte y el grupo de entusiastas de Cienfuegos Verde por otra, a expensas de su afiliación en ambos, el proceso de plantación fue un éxito rotundo y tuvo tres fases fundamentales: la selección y traslado de la planta así como la apertura del hoyo el 28 de Septiembre; la plantación definitiva el 2 de Octubre; y la fertilización, dos días después.

En la primera fase de la colaboración participaron en la selección, guarda y cuidado de la plántula: el propio Mario, Yakelín Borrego, Especialista de Servicios Generales, Teresa Hernández, Encargada de Actividades Generales, Clara Marín Marín, profesora del Departamento de Idiomas, Irasey Fumero y Rafael Fumero, custodios de la sede. Mientras que en la tarde del mismo día Luis Carnot y Yordenis González miembros de Cienfuegos Verde, realizaron las labores de apertura del hoyo y preparación del sustrato.

Una vez establecidas las primicias, el 2 de Octubre a las 9 de la mañana, agradecidos todos de que el chaparrón de la madrugada cesara antes del amanecer, se reunieron en la sede universitaria representantes de ambos colectivos para darle la bienvenida a la jagua que recibió el nombre de Ascunce, en honor al joven maestro Manuel Ascunce Domenech asesinado durante la campaña de Alfabetización en Cuba.

A solo veinte metros de ella, Adianez Fernández, Vicerrectora Primera de la Universidad “Carlos Rafael Rodríguez” de Cienfuegos, Noharis Alzuri Barrueta, Decana de la Facultad de Humanidades, Norma Bravo Montano, Vice-Decana de Formación de la Facultad de Ciencias Agrarias, Zaydelis Torres Calzadilla, Vice-Decana de Formación de la Facultad de Humanidades, profesores del departamento de Idiomas y estudiantes de todas las carreras, mostraron su disposición de colaborar y estrechar lazos en favor del cuidado de los árboles y la labor que los entusiastas de Cienfuegos Verde despliegan.

Dos momentos emotivos resumieron una jornada que afianzó vínculos: las notas del Himno de Cienfuegos entonadas por estudiantes y profesores; y la plantación de la jagua donada por Cienfuegos Verde a la citada Casa de Altos Estudios. Embargados todos de fe, trabajo y unión, Luis Carnot, en representación de Cienfuegos Verde y Carlos Nodals, profesor del Departamento de Español, completaron los honores dejando allí más que una planta, un símbolo de las futuras colaboraciones entre las partes.

Nuestra historia y el empeño de muchos se ven representados en cada árbol que Cienfuegos Verde ha donado. No obstante, más que el deseo y la buena voluntad, es necesario atender los cuidados para su enraizamiento y prosperidad. En ese sentido han insistido los entusiastas, tanto en la asesoría voluntaria que ofrecen, como en el trabajo que realizan en cada centro receptor. Así pues, la tercera fase de la plantación que le otorgó a la jagua de la sede pedagógica un tutor y un suelo arropado y fertilizado, vino a coronar un proceso coherente y esperanzador para los que queremos más verde en nuestras tierras.

Información sobre los comentarios:

- Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
- No se admiten ofensas, frases vulgares, palabras obscenas, ni comentarios sobre religión y política, incluido política agraria y forestal.
- Nos reservamos el derecho de no publicar los mensajes que se aparten del tema a colación.

4 comentarios

  1. Como siempre digo , todo un honor para mí haber sido nexo entre Cienfuegos Verde y nuestra Universidad. Gracias al grupo por permitirme esa bella labor y espero se repitan experiencias tan gratificantes como estas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe en tu buzón las nuevas publicaciones.

×